miércoles, abril 1

¿Hipnosis? Una experiencia real.

Las cosas de Dav a las 16:38:00

Una entrada... sin imágenes...
Demasiado que expresar, y las imágenes no pueden dejar que recibais mi mensaje bien.
Por favor, hay que leer. Nunca se sabes sobre qué te han escrito...


¿Y cómo se hace?
¿Cómo comienzo a contar una de las cosas más novedosas e increíbles que me han pasado en la vida?


A ver...


Tengo 19 años, estudio 1º de Psicología en la Universidad de Murcia y quisiera dedicarme a la investigación de la mente humana. Concretamente, mi finalidad en la vida es descubrir algo que todavía nadie sabe aún, y pretendo que sea la relación que explique y destroce los mitos de los fenómenos paranormales, esa explicación que explique por qué son reales, que los una a la ciencia de forma definitiva y les de una explicación lógica y racional, porque la tienen.

En mi universidad, hay algunos profesores excepcionales.
Sin ir más lejos, en mi carrera tengo a profesores conocidos a nivel internacional por sus estudios, y uno de ellos es un hombre llamado Luis, recientemente nombrado Coordinador de Psicología en la Agencia Nacional de Evaluación y Prospectiva del Ministerio de Ciencia e Innovación (un nombre tan raro que le he dado a copiar y pegar porque no hay forma de aprendérmelo).

http://webs.um.es/lfuentes/miwiki/doku.php


Este hombre, quien dirige bastantes de los experimentos en los que participo como sujeto experimental, tiene un proyecto de investigación sobre hipnosis.

... y la hipnosis, para alguien a quien le encanta la parapsicología, es algo fascinante.
... y la hipnosis, para alguien que ha vivido muchísimas experiencias extrañas, quien ha vivido su mente lejos de su cuerpo y que quiere dedicar su vida a comprender esos fenómenos hasta ahora inexplicables, esos fenónemos que, aunque no sepa por qué, le consta que son reales, para alguien así, es algo que no puede dejar pasar.

Yo no podía dejar pasar la oportunidad de apuntarme a esa especie de práctica, charla, demostración, conferencia o como quisiera llamarse lo que este hombre estaba haciendo en mi facultad.


Y ayer fui.


Y fue una experiencia absolutamente increíble.

Como corresponde a todas la situaciones importantes que se precien en la vida, para hacerlas más emocionantes hay que llegar tarde. Y por supuesto, yo lo hice.
Llegué sudando, con el corazón en un puño, pensando que no me dejarían entrar, y me adentré por la puerta trasera en la Facultad de Psicología.
No me quedaban fuerzas para correr por allí, hacía más de media hora que había salido de casa y el sol quemaba por primera vez tras tres días lluviosos, fríos y sin luz, por lo que me encontraba agobiantemente abrigada y acalorada.
Y cuando llegué bajé las escaleras rogando que me dejasen entrar.
Iba ya por el pasillo principal, buscando el pasillo secundario donde estaban las salas de prácticas de la planta baja, cuando encontré al que fuera mi profesor de memoria hace unos meses, Guillermo, quien me preguntó.

- ¿Vienes a lo de la hipnosis?
- ¡Sí!
- Ven por aquí.

¡¡Bien!! No habían empezado aún, todavía podía entrar! Ya esta, ahora tocaba tranquilidad, lo peor ya había pasado...

Me empecé a poner nerviosa a pesar de saber que llegaba a tiempo mientras recorría el pasillo estrecho que llevaba a la sala desde la que se oía gente.
Cuando me acerqué, Luis me saludó con una sonrisa muy grande y me dijo "pasa, gracias por venir, acomódate donde quieras, donde estés cómoda."

Ains!

Y estaba todo lleno de gente.

Alrededor de 50 personas nos habíamos congregado allí sin saber muy bien qué ibamos a hacer o si íbamos a presenciar una hipnosis real, si íbamos a oír hablar del tema.

Al principio me senté en un sitio que encontré libre sola.
Luego me sentí sola entre esa multitud y busqué amistades a las que apegarme y me acompañaran.
Conforme pasaban los minutos el calor de haber corrido no se me pasaba y el corazón me latía con una fuerza enorme. De sentir mis pulsaciones tan agitadas, me ponía nerviosa y se me aceleraban todavía más. Así que comencé a respirar hondo para relajarme y en cuanto empezó a hablar se hizo el silencio.

Luis nos habló de los tópicos de la hipnosis.
Nos habló de que una persona hipnotizada nunca pierde totalmente el control, al contrario de lo que se cree, y de que
"si yo hipnotizo a alguien y le digo
- Tírate por la ventana, que estamos en un séptimo piso y hace aire afuera
me va a decir
- Pues te vas a tirar tú."
y nos explicó que no valía la pena fingir porque tarde o temprano se descubriría si alguien aparentaba estar hipnotizado.
Como mucha gente estaba muy nerviosa, comenzó a bromear y a contar anécdotas con personas a las que había hipnotizado. Contó por ejemplo que una vez hipnotizó a una chica que se quedó dormida tan a gusto que no quería despertarse y tuvo que decirle que su novio la estaba esperando para que reaccionara.
Nos hizo reir para relajarnos y nos explicó que íbamos a salir a hacer relajación delante de todos como prueba para ver quien era susceptible hipnóticamente.


Y aquí hay que hacer un paréntesis para que yo explique una cosa:

La hipnosis es real.

Se trata de un estado de concentración tan profundo que una persona pierde la consciencia de sí misma y, centra su atención sólo en la voz del hipnotizador. Hay personas que tienen mucha facilidad para evadirse del mundo real y para concentrarse. Esas personas, en grados muy altos de concentración, podrían ser hipnotizadas si consiguen que su mente quede totalmente anulada y sólo reaccione ante la voz del investigador.
Es decir, no se embruja a nadie.
Es más, si tú estás hipnotizado puedes pararlo en cualquier momento, pero si te dejas llevar... le das el control a él.
Por lo tanto, una persona con mucha capacidad de concentración y poder de sugestión es más susceptible de ser hipnotizada que la mayoría, si consigue alcanzar los niveles adecuados.
Realmente, el único requisito imprescindible es ese.
Personas así, son, aproximadamente, un 30% de la población. Y según el grado de concentración que puedan adquirir, podrán ser hipnotizadas más fuertemente (lógico, no?).

Cerramos ahora el paréntesis teórico y continuamos con nuestra historia =)


Al fondo se quedó el profesor de Memoria Guillermo, tomando nota de todo lo que iba a pasar a partir de ahora.

...

Luis nos explicó que, por grupos pequeños, nos pondríamos frente a toda la clase y seguiríamos sus instrucciones.
Si alguien se sentía incómodo podía dejarlo en cualquier momento, pero el objetivo era encontrar personas con susceptibilidad hipnótica (es decir, con tal capacidad de sugestión que fuesen capaces de ser hipnotizadas) que, voluntariamente, quisiesen colaborar en su proyecto de investigación.

Así, salió el primer grupo y se pusieron frente a nosotros.

Como bien debería ser sabido por todos que para una mayor concentración hay que estar relajado, comenzamos con relajación para comprobar la capacidad de sugestión que teníamos.

Primero, todos se pusieron rectos con los pies juntos y los brazos relajados. Luego, tenían que dejar el cuerpo sin ningún tipo de fuerza. Él empezó entonces, hablando en tono muy bajo y suave, sólo con palabras, a introducirlos en una imaginación de aire que les tambaleaba en la dirección que él dijera (izquierda, derecha, hacia delante o hacia atrás) y a la velocidad que él dijera (lenta, rápidamente, o deteniéndose).
Los demás guardamos silencio sepulcral y, cuando terminamos, le dimos nuestra opinión sobre quién pensábamos que se había movido más.
Había personas que casi no movían su cuerpo, y gente que se movía más notablemente.

De 8 grupos que salimos, yo estuve en el tercero.

De inmediato, y con toda la relajación que llevaba haciendo mentalmente desde que habíamos entrado, cerré los ojos y me relajé en seguida. Mi cuerpo había de moverse sólo, yo no debía hacer fuerza para que siguiera sus instrucciones. Y, de alguna forma, lo hizo. Notaba que se movía tanto que a veces quería perder el equilibrio. Eran movimientos lentos y suaves, pero que duraban cada uno de ellos, por la impresión que me daba, mucho tiempo.

... y te balancea hacia la derecha............

a la izquierda.......................

mas rapidamente..................

derecha..............

izquierda.................

..... y nos detenemos

pero sentimos cómo sigue ahí.

hacia adelante.............

hacia atrás.............


Mientras hablaba, sentía como mi cabeza, en un principio erguida, se iba a bajando cada vez más.

Se me hizo eterno.
Era hasta cansado sentir ese balanceo constante.
Cuando había estado sentada, viendo a los demás grupos, no me había parecido que fuese tan largo.

Pero por fin, terminamos.

Luis se quedó mirándome, y dijo:

- ¿Cómo te llamas tú?
- Davinia...
- Davinia... ¡casi abres un boquete en la pared!

... Y la clase estalló en risas.


Con un poco con vergüenza, sintiéndome en cierto modo observada, volví a mi lugar y vi al resto de grupos.
De cada grupo se seleccionaban las personas que eran más susceptibles, que más se habían movido.
Yo había sido seleccionada, pero no sabía si pasaría de ahí. En el momento en que se hiciera una segunda selección seguro que era eliminada.
.
.
.
Después de aquello, Luis comenzó a hablar. Comenzó a decir que no había que preocuparse, que ójala todos pudiésemos sentir la experiencia hipnótica porque luego te deja una sensación agradable en el cuerpo.
Y así, dijo, todos los que hubiéramos sido seleccionados teníamos que escribirle para volver a quedar para la segunda sesión. Y pensé "he pasado la primera prueba. La segunda... algún día." y recordé esos castings para los reality shows donde la gente va siendo eliminada poco a poco.

¿Y ya está? ¿Eso era todo?

No.
Ahora íbamos a hacer un ejercicio.
Íbamos a vivir una experiencia hipnótica todos juntos.
Dijo:

- Vais a contactar conmigo usando vuestro brazo derecho.

¿Cómo?
Había que dejar el cuerpo muerto, relajado.
Si alguna vez os habeis relajado de verdad, sabreis que el cuerpo pesa mucho. La dificultad radicaba en que el brazo derecho, al contrario que el resto del cuerpo, aunque también estuviese relajado, se elevaría porque sería ligero como una pluma.

Y comenzamos.

Teníamos que relajarnos.
Yo ya estaba relajadísima.
Y no me costó ningún trabajo aislar esa relajación de mi brazo. Era perfectamente ligero.
Sentí como, conforme él lo iba diciendo, mis piernas, mi otro brazo, mi cara, mi tronco, mis párpados... todo me pesaba mucho más.
Nos indujo en una especie de túnel del sueño, en donde en cada paso que dábamos nos cansábamos un poco más.

Yo, como estaba dejando mi brazo ligero desde el principio, empecé a notar, sin hacer ningún tipo de fuerza para abajo, y sin hacer ninguna fuerza para levantarlo, cómo comenzó a moverse despacio.
Los dedos comenzaron a moverse poquito a poco, y luego mi codo empezó a separarse de mi tronco.

Tal vez esto parezca ridículo... si te lo parece, tal vez deberías dejar de leer aquí. Lo entiendo perfectamente.

Pero estaba totalmente relajada
Y totalmente concentrada en su voz.

Sólo en su voz.


Y cuando nos acercábamos al final del túnel del sueño, dijo que levantásemos el brazo.
Por ese momento, las yemas de mis dedos eran lo único que hacía contacto con mi cuerpo. Mi brazo ya había empezado a levantarse.

Pero entonces aceleró un poco más.

Y siguió.

Siguió hablando, y sentía en mi sueño que mi brazo flotaba en el aire y que alguien me lo cogería para llevárselo volando.

Era cierto. Había dejado de apoyarlo en el espaldar y era muy ligero. Tan ligero, que sólo la voz de él era capaz ya de elevarlo...
Mi brazo llegó a adquirir la forma de una L. Como si estuviera haciendo pesas en una barra enorme por mi espalda. Y mi mano caía muerta hacia abajo, hacia el ángulo recto que formaba mi brazo con mi antebrazo. Tan real como eso.
Lo más sorprendente, es que ese proceso fue largo y el brazo no se me cansó en ningún momento. Si estuviera haciendo fuerza, sí se me habría cansado.


...


Y llegó un momento, pilladísimos, en el que, con su voz suave y adormecedora, dijo:

- Ahora voy a tocarle a una persona la cabeza. La persona a la que le toque seguirá mis instrucciones y se dejará llevar totalmente por mí.

Y seguía caminando.

- No te preocupes, no te va a pasar nada, no te preocupes...


Y sentí cómo su voz se acercaba y su mano cogía mi cabeza por detrás y sus dedos índice y corazón de la otra mano se posaban sobre mi frente, girando en ella.

No voy a reproducir ahora sus palabras literalmente porque no las recuerdo, pero sí sé que me dijo que cuando me tocase la frente sentiría un sueño intenso, un cansancio y una relajación irresistibles, y que sólo desearía dormir. Cuando los separase, despertaría al momento.

Después me soltó, y comenzamos de nuevo a caminar por el túnel del sueño, del que salimos y fuimos despertando poco a poco. Hasta que abrimos los ojos.

- ¿Qué, qué tal? ¿Cómo ha sido la experiencia?

Me pregunté y me pregunto ahora a cuánta gente se le pudo levantar el brazo y hasta qué punto.
Estábamos todos sentados en nuestros asientos, y él comenzó a hablar de que esa era otra buena forma de comprobar quién tenía susceptibilidad hipnótica, más efectiva, ya que hacía falta mayor nivel de concentración para relajar todo el cuerpo y hacer a una parte en concreto (el brazo) muy ligera mientras todo lo demás estaba dormido que si quisiéramos dejar que todo el cuerpo se balancease como antes.

Y mientras hablaba, volvió la cabeza y me preguntó:

- ¿Cómo estás? ¿Estás bien? ¿A ti te ha gustado?
Y seguía.
- ¿Cómo te sientes? ¿Te sientes bien? ¿Te ha dado miedo?
Y yo le respondía, bien. Sí que me había gustado. Me había relajado mucho.
Y luego se me acercó más.
- ¿Sí, estás segura? ¿Cómo te sientes?

Y mientras volvía a pronunciar "cómo te sientes" una vez más, se acercó y me volvió a sujetar la cabeza con una mano mientras me ponía los dedos sobre la frente y giraba.
Sentí un cansancio y un agotamiento extremos. Sólo quería dormir.
Viendo que me caía de sueño, le respondí mientras me iba hacia abajo "con sueño".
Noté que la voz no me quería salir del cuerpo, y caí sobre la compañera que tenía sentada al lado. Mientras caía oí cómo todos empezaban a gritar, impresionados.

Después, no recuerdo nada más

Abrí los ojos, él me había separado los dedos de la frente, y todo el mundo me miraba. Se reían y no paraban de decir cosas. Todo el mundo hablaba sobre lo que acababa de pasar y estaban muy sorprendidos.
Yo, cuanto menos, estaba rara.

- ¿Qué, cómo te sientes? ¿Qué sientes ahora mismo? ¿Cómo estás?
- ...... en estado de shock.

Y volvió a formarse otro escándalo. La gente estaba boquiabierta. Y yo... sentía como si viniera de un lugar muy lejano, como si hubiera estado sumida en una auténtica Nada, y de repente hubiera vuelto al mundo real.

Era una sensación, cuanto menos, extraña.

Empezó a hablar, y a explicar lo mismo que había dicho antes. Dijo que yo tenía un poder de sugestión inmenso, que había logrado darle mi voluntad con una facilidad y una rapidez tremenda y que eran gente así lo que buscaban.
Entonces empezó a hablar, si mal no recuerdo, de la gente que tenían ya en el equipo: eran personas que otros años se habían unido a la convocatoria y habían sido elegidas, y me dijo "allí todos son como tú".

Yo, no sabía cómo tenía que sentirme.
Le miraba y le escuchaba con muchísima atención. Sería porque me había "ordenado" prestar atención a su voz, o será porque simplemente estaba impresionada, que no podía dejar de mirarlo y de escucharlo. Cuando me pidió que les contase a todos cómo me sentía, la voz casi no me salía del cuerpo, y tuve que hacer esfuerzos para hablar a un tono más o menos normal.
Les dije lo que acabo de comentar, de que era como si viniera de un lugar muy lejano, y se lo expliqué tan bien como pude, y les dije también que tenía los pies y el brazo izquierdo muy pesados, muy relajados, y que notaba un cosquilleo por todas las extremidades como de querer volver a activarme. Como el que nos da cada vez que nos relajamos mucho y volvemos a la actividad: es parecido al que da cuando se te duerme un pie o una pierna, pero con la diferencia de que no es desagradable.

Mientras él hablaba, casi no le miraban. Todos me miraban a mí.
Yo, no sé exactamente si sentía vergüenza o era por lo extraña que me sentía, pero no podía mirar a nadie a los ojos... ni a la cara. Sólo miraba para abajo o al frente, al vacío, o lo miraba a él cuando hablaba. Pero no podía ver a nadie.

Y cuando hablaba de lo que haría con su equipo, dijo

- Y así, podemos lograr cosas como esta, en la que yo me acerco, y veis...

Y volvió, me cogió de nuevo y me sujetó la cabeza de un lado, y me volví a... dormir...

Y sentí cómo me caía esta vez hacia delante, porque al cogerme la cabeza de lado no me había caído hacia el lado y me había puesto la cabeza sobre la mesa.
Mientras estaba así, no soy capaz de recordar lo que pasaba tampoco (será que estaba dormida...) pero sí sé que dijo algo, aunque no recuerdo como, porque tampoco recuerdo su voz diciéndomelo. Simplemente, lo sé.

Dijo que ahora despertaría y ya no me dormiría más, y que tendría una enorme sensación de felicidad, que me sentiría muy bien.

Y contó hasta tres, despacio, eso sí lo recuerdo porque fue mientras me despertaba, y cuando terminó, abrí los ojos, separó sus dedos de mi frente y me volvió a colocar la cabeza erguida.

- Me preguntó, ¿qué tal estás ahora?

...

Y me reí.

Empecé a reirme con gusto, y todos se rieron conmigo. La gente parecía muy impresionada de verme.
Después siguió hablando y dando las gracias por haber estado allí.
Volvió a recordar que todo el mundo que había sido seleccionado podía volver a asegurarse si podía llegar hasta mi punto y recordó que yo soy... tremendamente rápida y tengo un poder de sugestión inmenso... y les dijo a todos que si querían lo podían dejar en cualquier momento. Pero que yo no. Que yo no podía irme por nada del mundo. Que tenía que estar con ellos.

Yo, ya no me sentía extraña. Simplemente no podía dejar de sonreir.
Luego mis compañeros me confirmaron lo que yo pensaba: me había dicho que tenía que sentirme muy feliz al despertar.

Nada más terminar, todo el mundo se levantó y mucha gente vino a hablar conmigo. Gente que no había visto nunca empezó a preguntarme cosas. A aluis le habían preguntado muchas cosas de mí, le preguntaron si me dormiría si otra persona me tocaba la cabeza y él respondió que no. Hicimos la prueba y me tocó una chica. Y no, no me dio sueño xD

Y bueno... luego estuvimos un buen rato hablando con él. Me contó que mis compañeros del grupo de investigación serían muy buenos y que me sentiría muy con ellos, que iba a estar muy a gusto.




Ahora, comenzaré a trabajar con ellos a finales de abril, cuando se haga la nueva sesión de selección para ver si alguien más se añadiría al grupo.
Después quedaremos a menudo y haremos experimentos de hipnosis para seguir estudiándola y averiguar todo lo que podamos sobre ella.


...Sinceramente, me hace muchísima ilusión pensar que soy, en cierto modo, especial, que voy a colaborar en una investigación aportando datos para el equipo que dirige el que por ahí es conocido como "el mejor investigador psicólogo de España", que gracias a mi enorme capacidad de sugestión se conseguirán (al menos eso es lo que parece) niveles de hipnosis muy profundos y será más fácil estudiarla, y además, con alguien que tiene interés en un tema tan relacionado con lo que me gustaría investigar a mí en el futuro.
Seguro que yo también aprenderé muchísimo.
Aprenderé cómo investigar, aprenderé a sacar hipótesis y a comprobarlas, y aprenderé muchísimo, aprenderé de él, de un hombre inteligente y con muchísima reputación, que para colmo es cercano y sabe dar confianza a las personas, y, además, será alguien con quien probablemente consiga trabajar mis teorías y mis ideas sobre los fenómenos paranormales, las cuales iré puliendo con el paso del tiempo y las enseñanzas que reciba.

De momento, estaré con ellos mientras estudie la carrera.
Si pudiera, después también.

De momento, estaré cinco años estudiando la hipnosis con un equipo magnífico... y conoceré a más personas como yo.

Estoy..... muy feliz..... ^____^



Espero no haber resultado aburrida y que mi historia no haya dejado indiferente a quien la haya leído. Para mí, al menos, ha sido algo muy especial.
Espero llegar muy lejor algún día y, que con mi facilidad para entrar en estos estados, puedan conseguir encontrar algo que sirva para hacer bien a los demás.
Y espero también que mi explicación no haya sido muy liada. He intentado ser clara, pero como yo ya conocía este tema no sé si he dado cosas por supuesto que en realidad nadie tenía por qué saber.
Así que para cualquier pregunta... estoy dispuesta a responder.

Besicos cuchurrulicos, pilladísimos!!




PD. Por primera vez, el hecho de ser "rarita" ha sido objeto de admiración y no de burlas. La repercusión que ha tenido esta experiencia entre los alumnos ha sido bastante grande. Y nadie parece rechazarme por ser así... Ójala algunos de mis compañeros que también se presentaron puedan unirse a esto conmigo ^^

7 pilladísimos han opinado sobre esta chorrada.:

Light dijo...

Sara me contó que entre que te tocó la frente y te despertaste pasaron unos 5 o 6 segundos, muy poco, por lo que es normal que no recuerdes nada, y es porque en realidad no ha dado tiempo a que ocurriese nada.
Otra cosa que dijo era que cuando te hablaba después que era mucho en plan cuidarte, para que no te asustaras ni te diera mal rollo y lo dejases. JAJA, como se nota que no te conoce, eh?

Yo no tenía duda de que ibas a ser susceptible, aunque que ibas a armar la que armaste tampoco lo imaginaba. xD

Me hizo mucha ilusión que fueras a mi al primero a quien llamaras para contárselo. Gracias. ^^ Y ya sabes, la próxima vez que vayas a eso, llámame que iré a verte, ok? :) Estoy deseando verlo con mis propios ojos, me encanta verte relajada. Cuando Sara me describió la cara que tenías te imaginaba perfectamente, porque seguro que era la misma que la que me has puesto alguna vez cuando te has mareado y tal. Recuerdas?

Estoy muy contento de que todo el esfuerzo que has invertido en entender tu mente te esté dando resultados ahora. Aprenderás muchas cosas y descubrirán cosas contigo. Y eso que esto es solo la primera sesión! Cuando sea algo habitual para ti seguro que llegas a niveles muy altos, e incluso puede que consigas cosas increibles =)

Anónimo dijo...

ostras k fuerte, a mi me gustaria vivir eso pero yo kreo k no seria susceptible a eso... asi k enorabuen y k te vaya muy bien kon el grupo de investigacion

_____Cantnoy._____ dijo...

muchisimas gracias, ojala tengas razon en todo eso que dices, Light ^^
Pero en 5 o 6 segundos el seguro que estuvo hablando y diciendo cosas. Y la verdad es que recuerdo todo lo que dijo excepto en ese tiempo que estuve dormida =)
Intentaré que estés allí la próxima vez =)

anonimo! quien eres? xD Muchisimas gracias! ^^ Todo es cuestión de probar, hubo gente que no tenia ni idea y luego vio alli que era mas susceptible de lo que pensaba... y otra a la que le pasó lo contrario ^^U

Aida dijo...

Wow!! O.O
Vaya una experiencia genial =D A mi todas estas cosas me fascinan... y encima vas a trabajar con ellos! Me alegro muchísimo por ti, seguro que será increible y aprenderás un montón. Que genial, me encantaría haber estado ahí n.n

Bueno, yo he llegado por el blog de Light, como imaginarás x) Supongo que irás contando más adelante como evoluciona todo, verdad que sí? =)

Un saludo!

_____Cantnoy._____ dijo...

=O hola! sí, es fácil de imaginar xD

Por supuesto cuando vayan sucediendo novedades hablaré de ellas.

muchas gracias, aida ^^

Óiko dijo...

Mira me lo he leído todo y lo he flipado en colores, yo creo que estoy allí y me quedo pilladísima, siempre me ha llamado la atención el tema de la hipnosis, yo nunca me he sometido a ninguna pero creo que yo no serviría porque mi capacidad de concentración es pésima, siempre tardo mucho en llegar a concentrarme, por eso me ha asombrado la capacidad que parece que tienes es normal que Luis quisiera tenerte en el equipo, me alegro muchísimo de esa oportunidad que te corresponde por cómo eres y que estés ilusionada, realmente es genial, y te animo a que aprenda smuchísimo con ellos, quién sabe alo mejor en un futuro formas parte como investigadora y tu sueño se cumple, vas muy encaminada y quien mejor para estudiar un tema que alguien que lo ha vivido y que de hecho por ello lo comprenda mejor que nadie ;) , como ya digo estás en el camino correcto y tienes casi de la mano al mejor investigador de psicología de este país.


Por otra parte yo sí me siento interesada por todo lo que vayas haciendo en los experimentos!, así que te agrego me resulta muy interesante.
Y ha estado genial la descripción de todo,lo narras con mucha claridad.

_____Cantnoy._____ dijo...

gracias oiko ^^
me alegro muchísimo de que alguien también piense así y sobretodo lo disfrute tanto. tengo muchas esperanzas, espero poder sacar partido de esto =D
la verdad es que, visto lo visto, voy a poner más sobre mis experiencias aquí xD

un placer tenerte a ti tambien por mi pequeño mundo sin sentido ^____^